El abrazo de Acatempan

El Abrazo de Acatempan es un suceso histórico de México ocurrido el 10 de febrero de 1821en el que participaron Agustín de Iturbide, comandante en jefe del ejército del Virreinato de Nueva España  y Vicente Guerrero, jefe de las fuerzas que peleaban por la Independencia de México. Este abrazo marcó la reconciliación entre las fuerzas virreinales (integradas mayoritariamente por criollos) y el ejército insurgente. exponía los puntos de su programa político, posteriormente recogido en el Plan de Iguala. El encuentro se realizó en la población de Acatempan, el 10 de enero, ante las tropas de Iturbide y de Guerrero. Según el relato de Lorenzo de Zavala, se entabló un breve diálogo entre ambos, tras el cual se produjo el abrazo.

 

El sello de la paz
El sello de la paz

 

Iturbide empezó a planificar sus acciones militares, con la intención de destruir a las fuerzas insurgentes. Sus primeros combates resultaron desastrosos, pues fue derrotado en casi todas las batallas. Se dio cuenta que Guerrero y sus hombres conocían como nadie las montañas del Sur, y que en ese terreno sería imposible derrotarlos. LLegó a la conclusión entonces que la Independencia "sólo se lograría si los militares insurgentes se aliaran con las fuerzas que militamos bajo las órdenes del Rey", como había dicho a un subordinado tras sufrir su única derrota, en el fuerte del Cóporo. Iturbide empleó una nueva estratagema: escribió a Guerrero rogando que se retirara de la lucha, que el gobierno respetaría su cargo militar y le concedería el indulto. Guerrero se negó terminantemente. Entonces Apodaca (Gobernador del Virreinato de Nueva España) envió al padre de Guerrero al campo de batalla para suplicarle que aceptara el indulto. Ante esta situación, Guerrero pronunció su frase más conocida: "La Patria es primero".

 

Iturbide fue derrotado de nuevo en enero de 1821, por lo que consideró la posibilidad de una entrevista con Guerrero. Le envió una carta, en la que le solicitaba una entrevista y le exponía los puntos de su programa político, posteriormente recogido en el Plan de Iguala. El encuentro se realizó en la población de Acatempan, el 10 de enero, ante las tropas de Iturbide y de Guerrero. Según el relato de Lorenzo de Zavala, se entabló un breve diálogo entre ambos, tras el cual se produjo el abrazo.